martes, 17 de febrero de 2015

REGLAS DE ORO PARA UNA BUENA EXPOSICIÓN ORAL






Antes del examen:

  •  Prepara todo lo necesario para la prueba el día anterior: documento de identidad, convocatoria, material de escribir por duplicado, reloj, etc.
  •  Piensa en desayunar correctamente, no es bueno ir al examen con el estómago vacío.
  •  Si te permiten llevar el temario, prepáralo para que puedas buscar lo que deseas con rapidez. Utiliza clips, señaladores y haz un índice de la materia.
  •   Practica ejercicios de relajación (respiración abdominal) y controla tus pensamientos irracionales.
  •   Práctica aquello de lo que te van a preguntar. Prepara y construye fichas, esquemas o mapas. 

Gestionar el estrés:

  • -      No abusar de la cafeína antes del examen, puede ponerte nervioso.
  • -     Llega con antelación al examen,  piensa que puede haber contratiempos en el trayecto.
  • -      No hables con tus compañeros y amigos sobre el examen. Concéntrate en lo que te pueden preguntar.
  • -      La respiración abdominal puede ayudarte a relajarte. 


Durante el examen:

  • -      Mantén la compostura y la espalda recta.
  • -      Apaga el móvil.
  • -      La exposición oral tiene que contestar a las preguntas o tema del examinador.
  • -      Si no entiendes alguna pregunta pide una aclaración.
  • -      Saluda al examinador y se cortes.
  • -      Vestimenta apropiada al auditorio.
  • -      Haz preguntas sobre las instrucciones antes del inicio de la comunicación oral.
  • -      Recuerda que el solicitar otra pregunta o texto, puede llevarte al suspenso.
  • -  El examinador no sólo analizara el contenido de tu exposición, sino también tu expresión, léxico y reflexión. Se evalúa la fluidez verbal en general.
  • -      No preguntarle al examinador sobre la nota del examen. Observa el lenguaje no verbal del examinador, te dará pistas para saber si vas por “buen camino”.

Francisco Javier Arroyo Ortega
Psicólogo escolar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada