jueves, 21 de febrero de 2013

¿CÓMO DEBE ESTUDIAR UN ALUMNO CON DÉFICIT DE ATENCIÓN?


¿CÓMO DEBE ESTUDIAR UN ALUMNO CON TDAH?

Con frecuencia los niños y adolescentes con TDAH presentan dificultades escolares relacionadas con su problema de atención. Las dificultades más frecuentes son problemas en la lecto-escritura y de memoria. Son niños desorganizados que se olvidan de apuntar los deberes, las fechas de los exámenes y pierden o se olvidan del material escolar. Son necesarias unas técnicas o pautas específicas de aprendizaje que corrija estos problemas y les entrene en la reflexividad y el autocontrol.

NORMAS ESPECÍFICAS DE ESTUDIO:

1. Lo primero que deben de tener claro el alumno y los padres, es que la sesión de estudio personal es “sagrada”. A través de contratos fijar sus obligaciones y responsabilidades. El alumno tiene que ser consciente que el estudio implica la asistencia a clase por la mañana, pero también su sesión de estudio personal.

2. El horario de dicha sesión, tiene que ser realista y no debe competir con otras actividades o imprevistos, y siempre se tiene que respectar (no recomendamos para un alumno de la ESO sesiones de más de dos horas). Una vez cumpla el contrato dejamos que use el tiempo libre para lo que quiera. Identificar las horas donde el alumno preste mayor atención.

3. La sesión de estudio tiene que dividirse en tres etapas diferenciadas, la primera de deberes (40´), la segunda de memorización o repaso (40´) y la última, de preparar temas, lecturas, trabajos o deberes fáciles (30´). Con dos descansos de 5´.

4. Empezar las sesiones de estudio leyendo una ficha con autoinstrucciones: preparé la mesa de estudio para que este despejada y tenga todo el material necesario para estudiar, revisaré los deberes, ejercicios y trabajos que debo presentar al día siguiente, decidiré qué deberes voy hacer, qué asignatura voy a estudiar y que tengo que preparar para el día siguiente, terminaré haciendo un repaso general y preparando la mochila para mañana.

5. El lugar de estudio es muy importante en estos alumnos, contrariamente a los que es habitual, es preferible no estudiar en su habitación, ya que suele ser el lugar de juego. El alumno no puede tener ni libros, ni ordenador, ni juegos, ni estuches, etc alrededor que le distraiga. La mejor opción es una habitación aislada, el comedor o la cocina.
6. Diferenciar espacio de estudio y de ocio, enseñar a colocar los objetos de estudio en su sitio adecuado. Asegurarnos que tiene el material justo y necesario.

7. Dividir las tareas que ocupan mucho tiempo en subtareas de menor tiempo. Haz que siempre termine las subtareas y que no se distraiga. Elogie la terminación de una subtarea.

8. Utilizar refuerzos visuales a través del ordenador, pero limitados, puede ser una recompensa.

9. El alumno y los padres tendrán que planificar repasos sistemáticos, sobre todo si no hay evaluación continua en el colegio.

Francisco J. Arroyo Ortega

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada