jueves, 19 de diciembre de 2013

LOS 10 SECRETOS DEL BUEN ESTUDIANTE



Acabamos un trimestre y puede que te hayas encontrado con sorpresas. No hay atajos, pero hay maneras de ser más eficaz en tu estudio, así que no te desanimes, todavía hay tiempo para reparar tus caminos, y si ahora adoptas buenos hábitos, te servirán para siempre. Las siguientes técnicas de estudio podrían no funcionar para todos, pero si tú no realizas ninguna de ellas, es el momento de repensar tu forma de estudio.
1. Trata de concentrate en vez de buscar el ambiente perfecto
Céntrate más en fijar tu mente, en lugar de buscar ese lugar perfecto para estudiar. Muchos estudiantes piensan que el ambiente perfecto es lo que necesitan para que sea efectivo. De hecho, la distracción por lo general se debe a que nuestras mentes están buscando entretenimiento, no porque haya algo atractivo sucediendo en el siguiente cuarto.
2. Trata de evitar el estudio de varios temas en una sesión
Es mucho más productivo estudiar a una sola materia que el intercalar una con la otra. El estudio de un tema a la vez reducirá la mezcla de contenidos en la materia y así evitarás confusiones.
3. Trata de recordar todas las pistas dadas por maestros o profesores
Muchas de las cosas que necesitas saber para los exámenes no están en el libro de texto, sino que se dan en lecturas o comentarios en clase. Intenta identificar lo importante a través de la señales verbales y no verbales del profesor. Las notas tomadas en clase son por lo general una fuente muy importante de información sobre lo que es más o menos importante para el profesor..
4. El malestar inicial en el estudio por lo general se disipa a medida que continúas con la clase
Si eres capaz de perseverar a través de la resistencia inicial que aparece cuando se estudia, es posible que el malestar desaparezca durante la sesión.
5. Desde el principio trata de hacer frente a las materias más difíciles 
Esto permite moverte hacia materias más fáciles cuando estás atascado en problemas difíciles, como una forma de minimizar el estancamiento durante las sesiones de estudio. A menudo, cuando vuelves a ese problema difícil, de alguna forma encontrarás la solución, es realmente otra manera de manejar bien el tiempo.
6. No trates de memorizarlo todo, mejor trata de entender y revisar el contenido regularmente
Es mucho más probable que recuerdes algo si entiendes su contenido. Si vuelves a estudiar con frecuencia lo que tienes que saber, es natural, serás capaz de memorizarlos.
7. No te enfoques en trivialidades
Trata de centrarte en lo importante, en las ideas importante y luego encadena los detalles de menor importancia a lo largo del estudio. Esta suele ser una manera productiva de recordar el contenido y te ayudará a mejorar tu entendimiento.
8. Realizar todas las tareas de clase.
Es mejor es no entrar en este mal hábito, no hay atajos. Los estudiantes más exitosos son los que realmente asisten a clases y siempre hacen las tareas.
9. No postergar, hoy es el momento
No lo dejes todo para el último día. La preparación intensiva no tiene ningún sentido, llega un momento en la vida del estudiante en que se da cuenta de que es imposible memorizar todo un examen en una tarde.
10. Trata de estudiar todos los días
Sólo con el esfuerzo constante se consigue el éxito. Estudia todos los días, a excepción de un libre, por lo tanto hay que estudiar 6 días a la semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada